Amoblamientos con diseño de composición libre que permiten transformar cada rincón de su ambiente en un espacio cuidado y funcional.

La armonía y la pureza que solo los acabados en laca pueden brindar a su cocina. La puerta laqueada está compuesta por un panel de fibras de madera de densidad media (DM), terminados con lacas ureicas o poliuretánicas. El laqueado puede ser mate, semi mate o brillante y generalmente reviste, sin interrupciones, toda la superficie del panel. Gracias a ello, se obtiene una puerta de aspecto muy agradable, sin aristas ni uniones de revestimiento.


Top